Miguel Heras y Gemma Arenas reinan en Ultra Pirineu en unas Skyrunning World Series con color español.


“Me siento arropado, querido y siempre quiero volver a la Ultra Pirineu”. Lo decía el viernes en rueda de prensa con el micro en la mano y, hoy ha demostrado con las zapatillas puestas que la relación que tiene con la prueba del Parc Natural del Cadí Moixeró es especial. Prácticamente no se entiende una Ultra Pirineu sin Miguel Heras. En un Bagà que le conoce a la perfección y que ya está acostumbrado a recibirle con cariño, Heras ha cruzado emocionado el arco de meta para celebrar su tercera victoria en la Salomon Ultra Pirineu. Campeón en 2010 y 2011, en el antiguo trazado, segundo en 2009 y tercero en el 2015 y el 2013, esta vez, Miguel Heras ha vuelto a reencontrarse con la victoria en un terreno que conoce a la perfección y que es casi suyo tras 12:05:51 de carrera a través de los 110km y 6800m de desnivel positivo.
“Es impresionante esta carrera y su gente. Es mi carrera. Siempre lo doy todo aquí y me he vaciado. Nunca es fácil llegar a meta tras 110km. Lo que busco siempre es correr a gusto, sentirme bien y ha sido así y he podio darlo todo”, decía. Heras sería el primero en pasar por los puntos de control de Rebost, Niu o Serrat, con el peruano Remigio Huaman siguiéndole de muy cerca y con el público más madrugador recibiéndoles emocionados a su paso por los refugios. Jessed Hernández, Emerson Trujillo, Dimitry Mityaev o Ernest Ausiró formarían un grupo que seguiría a la cabeza de carrera a pocos minutos. Sin embargo, el de Béjar lograría sumar kilómetros a la par que mantener su diferencia y dejar atrás a un Huaman que se descolgaría a partir de Bellver.
Poco después del mediodía, cerca de las cuatro, Heras cruzaría ya por el refugio Lluís Estasen, a los pies del Pedraforca y empezaría a dibujar su tercera victoria. Mientras, Jessed Hernández y el peruano Emerson Trujillo seguirían su camino justo por detrás del de Béjar, uno detrás del otro, peleando por una segunda posición que, finalmente, sería para Hernández, ganador de la Cavalls del Vent 2009 y con Cristofer Clemente, Emerson Trujillo y Ernest Ausiró cerrando el top 5.

El corredor de la Cerdanya, un auténtico enamorado de Gresolet, que es prácticamente su segunda casa llegaría emocionado a Bagà. “La verdad es que me lo conozco palmo a palmo el recorrido y siempre me gusta correr por aquí. He visto que no podría luchar con Miguel. Por la mañana salía nervioso porque me veía justo de kilómetros pero he salido tranquilo y me he ido encontrado mejor hacia el final”, explicaba Hernández.

Cristofer Clemente, Emerson Trujillo y Ernest Ausiró han luchado hasta el final por la tercera posición que, finalmente se ha quedado el canario. Clemente ha asegurado así el título de las Skyrunner® World Series en modalidad ultra. “No esperaba el podio. He salido muy conservador, muy tranquilo y me he tomado los avituallamientos con mucha paciencia. Quería el título y el podio es el broche de oro”, contaba Clemente en meta.



Sobre las diez y media de la noche y bajo una intensa lluvia una figura enfundada en rosa recorría los últimos metros hasta la meta de Bagà: Gemma Arenas. La de Almagro pisaba la alfombra verde y, entre los gritos de ánimo del valiente público que bajo sus paraguas fijaba su mirada en su silueta, levantaba los brazos en meta. Sonriente, entera y feliz. Ganar en Bagà ha sido para ella sinónimo de primera victoria en una de las pruebas más emblemáticas del calendario y, también, de título de las Skyrunner® World Series en modalidad ultra.

Bagà ha sido también testigo del ascenso meteórico de Gemma Arenas en el mundo del trail. La prueba del Cadí Moixeró vio como la de Ciudad Real llegaba cuarta el año pasado y se quedaba solo a un paso del podio. Este año ha sido la primera mujer en completar la Salomon Ultra Pirineu en 15:20:34, tras destacarse desde el principio en un recorrido que tiene de todo: tramos técnicos, corredores, senderos singulares y paisajes en 110km y 6800m de desnivel positivo. “Me sabe estupendo ganar la prueba y las series. Es una pasada, hace apenas dos años que empecé en la montaña y no me lo creo. Hago muchas carreras durante el año porque me sirven para entrenar. Vivo en Almagro, en la llanura y allí es imposible encontrar desnivel”.

Con la victoria y el título de las Skyrunner
® World Series en modalidad ultra en juego, la corredora de Ciudad Real saldría decidida a marcar el ritmo y distanciarse de la norteamericana Hillary Allen, su principal rival por el triunfo en las Series de ultra distancia. Así, tras su ascenso al Niu de l’Àliga la diferencia con Allen y Laia Díez sería de apenas tres minutos pero en Bellver, en el kilómetro 39,8 de carrera, la ampliaría hasta los 11.

Con un sol y una buena temperatura que acompañaría a las corredoras hasta la tarde-noche, el Parque Natural del Cadí Moixeró se ha volcado con la prueba y centenares de personas siguieron a las participantes a su paso por los distintos puntos del recorrido. Arenas pasaría por todos ellos mostrándose fuerte hasta entrar en Bagà bajo la lluvia y sonriente.“No he salido muy fuerte pero he regulado bien. La prueba se ha desarrollado sin tensión a pesar de lo que había en juego con Hillary y de que la teníia relativamente cerca”, explicaba.
Fue a finales de 2014 cuando Arenas se calzó las zapatillas para debutar en un maratón de montaña y lo ganó. En Bagà ha sumado un triunfo más en un año que está siendo intenso y gratificante y que le ha llevado a hacerse, también con el título de las Skyrunner® World Series en modalidad ultra.

(Nota de prensa)


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada