Montane Spine Race. Resumen final. Crónica del finisher Josep María Cabanas.


De los 113 corredores y corredoras que tomaron la salida, 63 han sido finalmente lo que han conseguido superar el reto de la MONTANE® Spine Race, competición que según los propios organizadores es “La carrera más brutal que se disputa en Gran Bretaña”. Con sus 430 km de recorrido, y en pleno invierno, esta carrera está considerada como la Ultra más dura de Europa, y recorre enteramente el Pennine Way.

El vencedor fue el británico Tom Hollins completando el recorrido en  99 horas y media, casi todas ellas corriendo y casi sin dormir en los 5 días. Entre las mujeres la más rápida fue la irlandesa Carol Morgan con un total de casi 110 horas en carrera, finalizando en una excelente sexta posición de la general.


Desde hace unos años la Spine Race está patrocinada por MONTANE, un excelente banco de pruebas para experimentar como sus productos pueden ser llevados al límite de las condiciones más extremas.

Este año la carrera se celebró del 15 al 22 de enero, y los participantes disponen de 7 jornadas sin escalas para completar el recorrido, habitualmente bajo unas tremendas condiciones de frio y nieve.

Gran participación de los runners españoles

En esta edición participaron 11 corredores españoles de los que 7 finalizaron la prueba, de entre los que destacó el catalán Eugeni Roselló, ganador de la prueba en el año 2013, y que en esta edición finalizó tercero con un tiempo de 101 horas y 46 minutos.

En sexta posición se clasificó Tomas Zapata, el decimosexto fue Eduardo Urbie, y más retrasados en la clasificación entraron también como Finishers en meta: Rafael Ma Argote, Enric Sabate, Oriol Borras y Josep Maria Cabanas.


Crónica de Josep María Cabanas

Para el finisher Josep María Cabanas la Spine Race han sido 149 horas inolvidables. Cumpliéndose los pronósticos que ya conociamos, hemos tenido de todo: nieve, viento, lluvia, temperaturas bajas, barro y mucha mucha niebla...

Una carrera difícil de correr por varios factores, el terreno con mucho barro y humedales, desde el principio y hasta el final donde siempre he tenido los pies frescos (mojados), por la orientación que es un factor clave en esta carrera, sin marcaje, donde mucha parte del recorrido se realiza durante la noche (que dura 17 horas) siempre acompañados de una niebla muy espesa...

Es correr en autosuficiencia entre CP y CP que te obliga a llevar unos 8kg en la espalda, por lo tanto es un factor más que endurece mucho la prueba y que junto con los otros factores hace que llegues cada día sin fuerzas... ah, y por último dormir poco, yo unas 2h por día.

En mi caso la carrera divido en dos partes, la buena y la mala...  La buena hasta prácticamente el CP5, puedo decir que me mantuve siempre entre las posiciones 10-15, llegando cansado a los finales de etapa pero siempre una vez comido bien y dormido dos horas me sentía con fuerzas y ganas para seguir adelante.


A partir del CP5 para mí se acabó correr y casi podría decir caminar, el día antes entre el CP4 y CP5 tuve problemas con el GPS (averiado) lo que hizo que me perdiera en dos ocasiones y durante mucho tiempo con los pies mojados ya tocados los días antes... tenía las plantas de los pies blancas y con la piel totalmente deformada y provocaban un dolor insoportable...  a partir de ahí llegar al CP6 digamos que fue un calvario, pero tenía muy claro que había ido a terminar y no pensaba dar un paso atrás, tenía 3 días para hacer 79km.

Para mí, la Spine Race a sido una de las mejores carreras que he realizado, una gran carrera, o mejor dicho una gran aventura, BRUTAL.


El material Montane que he utilizado es sinónimo de garantía, una marca que garantiza sus prestaciones en las condiciones meteorológicas más adversas y te puedo decir que lo he probado !!!! destacando factores como impermeabilidad, resistencia al viento y un peso minimalista, calidad en los materiales para confeccionar sus productos. Gracias a ellos puedo decir que llevado una mochila con 7Kg en la Spine Race 2017.

(Nota de prensa)




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada